5 Limitaciones de los equipos de tomas aereas en rodajes en los que prima la movilidad y la versatilidad

5 Limitaciones de los equipos de tomas aereas en rodajes en los que prima la movilidad y la versatilidad

  • 1 – No panean

La mayoría de los drones que se usan en estas tomas aereas tienen sistemas de estabilización de cámara con los que no se puede rotar la cámara independientemente del movimiento del drone. Esto significa que hacia donde esté mirando el aparato, mirará la cámara del mismo. Por tanto, el cuadro dependerá totalmente de la forma de pilotar del operador e influirá en la misma según qué es lo que se quiera grabar. Dificultando así la realización de la filmación aérea. 

Para panear habría que rotar el aparato “sin que se note que es un drone”. Si volamos el aparato y se ve como movimiento de drone no será un buen paneo y, si somos exigentes, no valdrá. Por lo que habría que trazar una semicircunferencia para que se perciba como un paneo correcto. La cámara se desplaza, pero lo suficientemente poco y a una altura en que no se debe notar como movimiento de travelling.

Comentar también que, aunque no tienen movimiento 360 de cámara, sí que tienen un pequeño ángulo en el que la cámara no giraría con el drone si rotase. Esto es para conseguir planos estáticos en el aire ya que es prácticamente imposible que el drone se quede quieto absolutamente. Si no tuviese este pequeño margen de error, se verían en la imagen aérea tomada un montón de correcciones constantes del eje pan, invalidando así el plano aéreo grabado.

  • 2 – Peores movimientos de cámara

Consecuencia de la primera limitación citada es esta segunda. Si no se mueve la cámara 360 grados independientemente del drone en el eje pan, los movimientos de cámara por lo general serán peores y mas imprecisos. El piloto no vuela igual de cómodo si tiene que operar la cámara, los movimientos de pan y tilt de la misma, así como el propio movimiento del drone no son igual de buenos y precisos que si solamente se dedicara a volar.

  • 3 – Calidad de imagen

Estos aparatos ya cuentan con grandes cámaras de vídeo, que graban imágenes aéreas con muy buenos resultados, a 2K, 4K, con buena latitud, etc. Según el aparato y la cámara correspondiente pueden tener, en mayor o menor medida: moiré, aliasing, exposición automática, ruido, rolling shutter, profundidad de campo, perfiles de color, etc.

  • 4 – Ópticas

Como continuidad a la anterior limitación: la imposibilidad de poder elegir o cambiar de óptica. Esto va claramente en detrimento de la calidad de la imagen e incluso de la narrativa de la pieza audiovisual según el caso.

  • 5 – Vibraciones 

Cuando se graban imágenes aéreas con un drone a veces ocurre un efecto que se suele denominar  “efecto jello” o “efecto gelatina”, que a más de uno le habrá fastidiado alguna toma. Este efecto viene dado por las vibraciones que producen las hélices al rotar, que son transmitidas por todo el aparato hasta la cámara ocasionando este molesto e indeseado efecto. Es un efecto difícil de quitar y suele ocurrir más en los aparatos pequeños, en los que se propagan las vibraciones más fácil y rápidamente, que en los grandes.


¿Cómo os afectan estas limitaciones a la hora de operar con estos drones de filmación aérea? 

 

Posted on 26 mayo, 2016 in Filmación Aérea, Tomas aereas, Video aereo con drones

Share the Story

About the Author

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Back to Top